NEWS: 16.07.2019

Polanski: "No en vano somos los Potros"

Polanski: "No en vano somos los Potros"
Eugen Polanski es parte del cuerpo técnico del Borussia desde esta temporada.

Eugen Polanski es el nuevo entrenador de la cantera del Borussia. En entrevista, el hombre de 33 años habla sobre su trabajo con los Potros.

Eugen, ¿cuándo surgió en ti la idea de convertirte en entrenador?

Polanski: “La idea de que podía trabajar como entrenador nació realmente en la mente de Julian Nagelsmann, no en la mía. Me habló durante mi estancia en el Hoffenheim. Siempre me dijo que yo soy el primero en entender sus ejercicios (risas). Con él hablaba muy a gusto de fútbol. Teníamos el mismo entendimiento táctico. Creo que he sido fuertemente influenciado por él. Primero le dije que estaba loco, porque no podía imaginármelo en ese momento. Él siempre me ha molestado con eso. Mientras tanto le estoy agradecido. Espero que la experiencia que pude obtener como jugador también me ayude como entrenador”.

¿Cuáles fueron tus primeros pasos como entrenador?

Polanski: “Mi contrato en Hoffenheim expiró después de la temporada 2017/18 y no fue renovado. En el momento en que terminó el contrato, el FC St. Gallen me llamó. Pensé que me querían como jugador, pero me querían como asistente (risas). Estuve allí por un corto tiempo. Pero en Suiza también se necesitan ciertas licencias como asistente técnico. Por eso fue difícil. En el corto tiempo en Suiza, sin embargo, le encontré el gusto a este trabajo. Luego simplemente le pregunté al director de la cantera del Borussia, Roland Virkus, quien fue mi entrenador en mi juventud, si había alguna posibilidad de profundizar en esta área. Y funcionó”.

A principios de este año, hiciste una "pasantía" en el cuerpo técnico del equipo sub-23.

Polanski: “Exactamente, y estoy muy agradecido de haber realizado la pasantía con el cuerpo técnico sub-23. Desde el principio, pude aportar ideas, contenido que personalmente me gustaba mucho como jugador y que sabía que debía trabajar. Realmente me gustó eso. Con pequeñas cosas pude hacer mucho. Trabajar con el entrenador del equipo sub-23, Arie van Lent, también funcionó muy bien. Él me puso a hacer mucho, tengo mucha confianza en él. Luego, en algún momento, llegó la solicitud de Max Eberl para el puesto de entrenador de la cantera. No lo esperaba en absoluto. Un punto positivo fue que sé cómo está funcionando el club. Y no hay nada mejor que ser un entrenador en el club en el que solías estar a diario”.

Eres el sucesor de Otto Addo. ¿Cómo te ayudó él en este camino?

Polanski: “En sus últimos tres meses con el Borussia, ya he acompañado a Otto. Eso me hizo mucho más fácil comenzar. Otto me mostró los procesos básicos. Me impresionó lo bien que entrenó en posiciones específicas con los jugadores. También algunas veces hizo algunos entrenamientos adicionales. Lo que más me sorprendió fue la interacción humana de Otto con los jugadores. El aspecto psicológico no debe ser subestimado. Los jugadores jóvenes tienen grandes expectativas, pero tal vez no obtengan por parte del cuerpo técnico el tiempo de juego que esperan. Él ha moderado eso de gran manera. De eso pude aprender mucho. El equipo sub-17 entrenó y jugó durante mucho tiempo al final de la temporada pasada. Desde entonces ya he dado mis primeros pasos solo. Eso fue muy útil porque fue como una fase de transición antes de que el sub-23 y más tarde los profesionales comenzaran a prepararse”.

¿Cómo es trabajar con el cuerpo ténico de Marco Rose?

Polanski: “La cooperación funciona muy bien. Ya jugué con Marco en el Mainz. Me alegré cuando supe que él sería el nuevo entrenador. Siempre es una pequeña ventaja cuando el director técnico te conoce y sabe cómo trabajas. Pero con todo el cuerpo ténico, con Zico, René Maric y Frank Geideck, hay un ambiente de trabajo muy agradable. Podemos hablar de todo”.

¿Qué recuerdos tiene de su tiempo junto con Marco Rose en el Mainz 05?

Polanski:“Recuerdo que me lesioné en el paso del Getafe al Mainz y él también estaba lesionado. En la semana antes al primer partido de la Bundesliga, Thomas Tuchel fue elegido como entrenador y en el poco tiempo de pretemporada los dos estábamos en muletas. Creo que Marco llegó hasta este puesto de entrenador gracias al tiempo que estuvo en Mainz. Siempre es bueno recordar los momentos que vivimos juntos”.

¿Cómo es su vida cotidiana como entrenador en la cantera?

Polanski:“Es muy diferente. Ahora me concentro mucho en las cosas positivas, e intento implementar las ideas que tengo de la mejor manera. En el entrenamiento, le presto mucha atención a los jugadores jóvenes; me fijo en qué problemas tienen pero también en cuáles son sus fortalezas. Yo creo que no siempre se debe hablar de los problemas y decirle a los jugadores qué deben cambiar. También se le debería decir al jugador lo que está haciendo bien. Hasta que los entrenadores de los juveniles escojan sus mejores jugadores al comienzo de Agosto, yo también voy a estar concentrado en encontrar talentos en todas las categorías. Ya he visto algunos partidos del equipo sub-19 y del sub-20. Quiero tener una idea general, para poder darle consejos a los jugadores que pueden llegar a ser grandes talentos”.

¿Qué tareas se van a adicionar?

Polanski:“Mi trabajo será analizar los partidos de los mejores jugadores y recopilar escenas del partido – no solamente escenas de trabajo táctico en equipo, sino también escenas del trabajo táctico individual. Es muy diferente hablar con un jugador sub-17 que con un jugador que ya está en el equipo profesional. Tengo confianza de que todo saldrá bien. Estoy trabajando para el Borussia para sacar lo mejor de los jugadores en el campo de juego. Pero uno no se debe olvidar de la parte humana; aspectos como el colegio deben ser igual de importantes para los muchachos. Desafortunadamente, no todos los jugadores lograrán ser profesionales; por eso es importante que los jugadores estén listos para otro tipo de vida. Todos los jugadores jóvenes tienen mi número de teléfono, así que siempre me pueden contactar. Eso los ayuda a saber que hay alguien que empezó su carrera en el Borussia, quizás ellos también me vieron jugar. Algunas veces los jugadores simplemente necesitan a alguien que crea en ellos”.

¿Te hubiera gustado tener a alguien encargado de la cantera cuando eras joven?

Polanski: Yo siempre he sido una persona muy abierta y directa. Si tenía algo que decir, siempre se lo decía al entrenador principal. Pero claramente es más fácil para los jugadores jóvenes acercarse a uno persona con ese rol que al entrenador principal. Debes ponerte en los zapatos de los jugadores: viene un entrenador nuevo, con experiencia, y debes demostrar lo que tienes, aunque no tengas experiencia como profesional. Siempre eres el jugador joven. Es por esto que es importante mencionar en las reuniones a los jugadores que se destacan, y que tal vez merecen la oportunidad de entrenar con el equipo profesional. Para los muchachos de la cantera, es una motivación extra porque saben que el trabajo duro les puede dar resultados. Eso es Borussia. Todos los clubes de la Bundesliga, pero en especial Borussia, deben tener jugadores que han aprendido mucho y que han hecho esfuerzos para llegar a ser profesionales”.

¿Cuáles son sus objetivos personales en el mediano plazo?

Polanski:“Hace poco conseguí la licencia para entrenar a los jóvenes élite y voy a intentar obtener la licencia de nivel A este año. Soy muy afortunado de poder trabajar en el campo profesional cada día, porque siempre puedo aprender de los demás entrenadores y eso es bueno para mi desarrollo personal. Espero algún día ser el entrenador de un equipo, de cualquier manera. Estoy acostumbrado a los retos”.